Trabajo y Economía Popular - En la Búsqueda de un Mundo Mejor
Esta nota intenta relaciona el trabajo con la economía popular
trabajo, economía popular, pobreza, popular, Papa Francisco, Razetto, Coraggio, CTEP, acompañamiento, solidaridad, ingreso universal, ingreso de ciudadanía
18011
post-template-default,single,single-post,postid-18011,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Trabajo y Economía Popular

02 Ago Trabajo y Economía Popular

Una expresión importante de la economía de los sectores populares, es la denominada “economía popular”. El Papa Francisco se ha referido a este tema. Luis Razetto, y José Luis Coraggio, han dado también precisiones sobre este concepto. Este último autor las define bajo las formas de “unidades domésticas, emprendimientos mercantiles familiares rurales y urbanos, “sector informal”, autoconsumo, trabajo asalariado” (además de otras referencias que se pueden mencionar). También hay iniciativas que toman la forma de economía social -como es el caso de cooperativas de cartoneros en el área metropolitana de Buenos Aires– o los cartoneros u otras ocupaciones que se realizan de manera individual informal. Por su parte, en el caso argentino la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) ha elaborado documentos y se ha dictado la ley 27345 que crea el “Consejo de la Economía Popular y el Salario Social Complementario” donde forman parte las organizaciones del sector.

La ley que mencionamos fue reglamentada por el Decreto No. 159/2017 y define Economía Popular como “toda actividad creadora y productiva asociada a mejorar los medios de vida de actores de alta vulnerabilidad social, con el objeto de generar y/o comercializar bienes y servicios que sustenten su propio desarrollo o el familiar“. El artículo 7° expresa que “los trabajadores de la economía popular registrados en el REGISTRO NACIONAL DE LA ECONOMÍA POPULAR podrán acceder al Salario Social Complementario, conforme a los criterios de elegibilidad y clasificación propuestos por el CONSEJO DE LA ECONOMÍA POPULAR Y EL SALARIO SOCIAL COMPLEMENTARIO, con sujeción a la disponibilidad de partidas presupuestarias asignadas a tales fines y promoviendo los derechos contemplados en el artículo 2° de la Ley N° 27.345“.

A su vez el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, por Resolución 201-E/2017, crea el Programa de Transición al Salario Social Complementario y sus destinatarios son “aquellas trabajadoras y aquellos trabajadores que finalicen, o finalizaran luego de la entrada en vigor de Ley N° 27.345, su participación en algunas de las líneas de asistencia económica individual del PROGRAMA TRABAJO AUTOGESTIONADO, en el PROGRAMA CONSTRUIR EMPLEO o en acciones especiales de empleo implementadas por el MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL orientadas a sectores de la economía popular“.  En el Art. 3° se estipula que “las trabajadoras y los trabajadores destinatarios del PROGRAMA DE TRANSICIÓN AL SALARIO SOCIAL COMPLEMENTARIO percibirán en forma directa y personalizada una ayuda económica no remunerativa mensual de PESOS CUATRO MIL ($ 4.000), para su disponibilidad a través de una tarjeta magnética. Esta prestación dineraria tendrá por objetivo solventar, apoyar y promover los esfuerzos individuales y colectivos de los sectores sociales más postergados, dirigidos a concretar su fuerza laboral en un trabajo formal y de calidad“.

En el Art. 4°, de la Resolución, expresa que “el cobro de la ayuda económica del PROGRAMA DE TRANSICIÓN AL SALARIO SOCIAL COMPLEMENTARIO será incompatible con la percepción de: 1). una remuneración proveniente de un contrato laboral bajo relación de dependencia; 2) prestaciones contributivas por desempleo; 3) prestaciones previsionales; y 4) ayudas económicas provenientes de programas de empleo“.

Poder facilitar que:

  • puedan ir pasando a empleabilidad  formal a través de instrumentos como el Programa Empalme,
  • más personas de los sectores populares –cuando no tengan otras alternativas de inserción económica como la que se acaba de mencionar– accedan a esta economía,
  • luego se puedan desarrollar como emprendedores y formalizar, siendo cada vez más autónomos,
  • el Estado (en especial el más cercano a estas realidades, con la colaboración de los otros niveles), las universidades y organizaciones de la sociedad civil los puedan acompañar en este crecimiento (ver acciones concretas de mejora continúa con el reciclaje que hacen los cartoneros, los feriantes populares, etc.),
  • puedan articularse -cuando sea posible y ya no lo hayan hecho- en modalidades de economía social y solidaria,
  • puedan ir mejorando su ingreso y condiciones de vida,
  • y en el futuro esto pueda relacionarse con un ingreso universal o ingreso ciudadano,

seguramente son componentes que nos puedan llevar a un mundo mejor.

No hay comentarios

Publicar un comentario