Trabajo y complementariedad con la IA - En la Búsqueda de un Mundo Mejor
Esta nota intenta relacionar el trabajo y su complementariedad con la inteligencia artificial
trabajo, inteligencia artificial, IA, mundo mejor
17868
post-template-default,single,single-post,postid-17868,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Trabajo y complementariedad con la IA

10 Ago Trabajo y complementariedad con la IA

Todo parece indicar que la inteligencia artificial (IA) irá absorbiendo progresivamente las tareas repetitivas, y también avanzando en lo que es el procesamiento de grandes cantidades de datos y elaborando informes y notas (desde lo estadístico y técnico hasta lo literario).

En esta breve nota desearíamos destacar algunos de los espacios o campos donde la inteligencia artificial juega un rol complementario y de valiosa ayuda para el trabajo humano. Cabe destacar que, en esta línea y desde una perspectiva general de resolver los grandes problemas de la humanidad, está la “Universidad de la Singularidad” (más conocida por su denominación en inglés: “Singularity University”) en Silicon Valley (Estados Unidos). Aquí van algunos ejemplos:

  • donde el trabajo humano actual no da “abasto”, hay “colas” de espera y demoras: en el caso de Argentina esto va desde los expedientes judiciales y del patronato de presos y liberados (que hoy insumen gran cantidad de papel y enormes demoras) hasta las colas de servicios bancarios determinados, de algunos transportes, de servicios de salud (en especial estatales), de algunas áreas del Estado (en sus distintos niveles) y el telepeaje (en especial en horas pico), sólo como ejemplos que se pueden extender. Aquí el trabajo humano se agilizaría enormemente en cuanto a focalizarse en visualizar los casos especiales y darles un tratamiento humano “empático” y personalizado (en especial para las personas mayores o con alguna dificultad). Se debería realizar con la colaboración de los trabajadores y sindicatos en la medida que se visualice que el trabajo humano actual puede pasar a ser menos estresante y eficaz con este aporte de la IA, lo que redundaría en una mayor satisfacción y bienestar para todos los involucrados (trabajadores y usuarios).
  • donde enriquece y puede potenciar lo que hacemos, por ejemplo, en la educación con herramientas como videojuegos educativos, simuladores (laboratorios, proyectos, emprendimientos, expediciones, etc.) y ensayos en curso  (por ahora muy costosos y que habrá que evaluar pedagógicamente). También hay que tener en cuenta las limitaciones y peligros que terminen siendo “dispedagógicos” alentando la superficialidad y la falta de abstracción y concentración en cuestiones que lo requieran (y no sean “atractivas”).
  • donde genera nuevas alternativas como el “teletrabajo” (ver por ejemplo el caso de programadores que trabajan a distancia para Estados Unidos), la “tele presencia“, la “telemedicina“, la telecolaboración por ejemplo con arreglos de máquinas a distancia con lentes 3D y realidad aumentada, operaciones con cirujano robot, prótesis realizadas con impresoras 3D u otras para algún tipo de discapacidad, y suplementos como exoesqueletos, también pueden mencionarse como complementarios a nuestras limitaciones humanas. También hay que tener en cuenta la evolución de las impresoras 3D que producen comida (en general o por ejemplo carne). Esto último nos va a ir conduciendo a ser “prosumidores” con lo cual el conocimiento de estas impresoras en el futuro nos puede facilitar la autosubsistencia y no caer en la indigencia y la pobreza.
  • donde se van poniendo en marcha nuevos trabajos como los que menciona Melamed (op.cit. en otras entradas, pág. 154) como desarrolladores de apps, manager de medios sociales, ingenieros de autos sin conductor, especialista computacional en la nube, analista de big data, operadores de drones, etc.

Se está avanzando en normas privadas vinculadas a la innovación y las políticas públicas tanto a nivel internacional como a nivel local. También son de gran relevancia las políticas púbicas, en particular en el campo científico-tecnológico, la responsabilidad social de las empresas y de ciudadanos que presionan para que se estimulen estos desarrollos serán de gran importancia para que la inteligencia artificial nos posibilite converger a un mundo mejor.

No hay comentarios

Publicar un comentario